lunes, mayo 01, 2006

BENZETACIL DOS

Vademécum Vallory®

Clasificación Alfabética
Clasificación Farmacológica
Clasificación porPrincipios Activos
ClasificaciónTerapéutica
Clasificación porlaboratorios

BENZETACIL L-A Fco.-amp. 2.400.000 UI (Wyeth)
PA: Penicilina G ATC: Antibiótico, penicilina sensible a betalactamasa
Composición
Penicilina G. Benzatina 1.200.000 U.I. o 2.400.000 U.I..
Indicaciones
Estreptococias faríngeas. Profilaxis y tratamiento de fiebre reumática. Sífilis y demás venéreas.
Dosificación y administración
Infecciones de las vías respiratorias superiores por estreptococo del grupo A (por ej. faringitis): Adultos: 1 inyección de 1.200.000 U.I. Niños mayores: 1 inyección de 900.000 U.I. Lactantes y niños de hasta 27 kg: 1 inyección de 300.000 U.I. a 600.000 U.I. Pioderma estreptocócica: El mismo esquema anterior. Enfermedades de transmisión sexual: Sífilis temprana (primaria o secundaria): Como mínimo, 2 dosis de 2.400.000 U.I. con intervalos de 7 días. Sífilis tardía: En la serológica (latente), 4 dosis de 2.400.000 U.I. con intervalos de 7 días. En la neurosífilis (sintomática o asintomática) después de seguir un tratamiento durante 10 días con 20.000.000 U.I. de penicilina G sódica administrada por goteo I.V., se indicarán 4 dosis de 2.400.000 U.I. con intervalos de 7 días. Sífilis congénita: En la sífilis congénita precoz (asintomática) con líquido cefalorraquídeo normal, 1 sola dosis de 50.000 U.I./kg que se repetirá a los 7 días. En la sífilis tardía con líquido cefalorraquídeo normal, 600.000 U.I. en niños de menos de 15 kg; 1.200.000 U.I. en niños de 15 a 30 kg y 2.400.000 U.I. en niños de más de 30 kg. Repetir la dosis a los 7 días. Sífilis de la embarazada: Según la forma clínica, debe ser tratada con los mismos esquemas anteriores. En los casos diagnosticados en el último mes de embarazo o ante amenaza de parto pretérmino se administrará penicilina G sódica. Profilaxis de la fiebre reumática y glomerulonefritis: Después de un ataque agudo, se recomienda administrar la Penicilina G Benzatina vía I.M. a niños y adultos en 1 dosis de 1.200.000 U.I. cada 4 semanas. Aunque con este régimen el índice de recurrencia de la fiebre reumática es bajo, el médico debe considerar la posibilidad de administrar una inyección cada 3 semanas en los casos de: 1) pacientes que cumplen con su régimen pero que, no obstante, experimenten una recurrencia en la 4ta. semana del régimen; 2) todo paciente con historia de recurrencias múltiples, y 3) pacientes con lesión valvular grave. El médico debe considerar los beneficios potenciales del uso más frecuente y la posibilidad de reducir la aceptación y cumplimiento del paciente respecto de este régimen.
Contraindicaciones
Historia de hipersensibilidad a las penicilinas (o cefalosporinas). No debe inyectarse en las arterias o nervios, ni cerca de ellos. Observar cuidadosamente al paciente para evitar el aumento excesivo de microorganismos no susceptibles.
Presentación
Frascos-ampolla con jeringa y aguja descartables.



VADEMECUM VALLORYEdición 2000 © Ediciones Médicas S.A.
INICIO QUIÉNES SOMOS CONTÁCTENOS CONDICIONES DE USO NUESTRO OBJETIVO COMUNICADOS DE PRENSA
© 2000 - 2006 Bibliomed -

BENZETACIL UNO

Suspensión inyectable
(Benzatina bencilpenicilina)

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:
Cada frasco ámpula contiene:
Benzatina bencilpenicilinaequivalente a.......................... 1’200 000 Ude bencilpenicilina
Cada ampolleta con diluente contiene:
Agua inyectable...................... 3.0 ó 5.0 ml

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:
La benzatina bencilpenicilina intramuscular indicada para el tratamiento de infecciones causadas por microorganismos sensibles a la bencilpenicilina que sean susceptibles a las concentraciones séricas bajas y muy prolongadas comunes de esta presentación farmacéutica. El tratamiento debe ser guiado por los estudios bacteriológicos (inclu­yendo pruebas de sensibilidad) y por la respuesta clínica.
Las siguientes infecciones generalmente responderána la dosis adecuada de benzatina bencilpenicilina intramuscular:
Infecciones leves a moderadas de las vías respiratorias altas (por ejemplo faringitis) por estreptococos sensibles.
Infecciones venéreas como sifilis.
Pian frambesia y mal del pinto.
Afecciones médicas en donde el tratamiento con benzatina bencilpenicilina está indicado como profilaxis: fiebre reumática o corea. La profilaxis con benzatina bencilpenicilina ha demostrado ser eficaz en prevenir la recuerencia de estas enfermedades. También ha sido utilizada como tratamiento profiláctico de seguimiento en la cardiopatía reumática y glomerulonefritis ­aguda.
Microbiología: La bencilpenicilina ejerce acción bactericida contra los microorganismos sensibles a la penicilina durante la etapa de multiplicación activa. Actúa mediante inhibición de la biosíntesis del mucopéptido de la pared celular. No es activa contra bacterias productoras de penicilinasa entre las cuales figuran muchas cepas de estafilococos. Se cuenta con los siguientes datos in vitro sin embargo su significado clínico se desconoce. La bencilpenicilina ejerce una intensa actividad in vitro contra estafilococos (excepto las cepas productoras de penicilinasa) estreptococos (grupos A C G H L y M) y neumococos.
Otros microorganismos sensibles a la bencilpeni­cilina son: Neisseria gonorrhoeae Corynebacterium diphteriae Bacillus anthracis especies de Clostridium Actinomyces bovis. Treponema pallidum es extremadamente sensible a la acción bactericida.
Prueba de sensibilidad: Si se utilizan los discos de sensibilidad con el método de Kirby-Bauer un disco con 20 unidades de penicilina debe dar una zona mayor a 28 mm cuando se pruebe en contra de una cepa bacteriana sensible a penicilina.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:
Farmacología:
Microbiolgía: La bencilpenicilina ejerce acción bactericida contra los microorganismos sensibles a la penicilina durante la etapa de multiplicación activa. Actúa por inhibición de la biosíntesis del mucopéptido de la pared celular. No es activa contra bacterias productoras de penicilinasa entre las cuales figuran muchas cepas de estafilococos. La bencilpenicilina ejerce una intensa activdad in vitro contra estafilococos (excepto las cepas productoras de penicilinasa) estreptococos (grupos A C G H L y M) y neumococos.
Otros microorganismos sensibles a la penicilina G son: Neisseria gonorrhoeae Corynebacterium diphtheriae Bacillus anthracis Clostridium Actinomyces bovis Streptobacillus moniliformis Listeria monocyto­genes y Leptospira. Treponema pallidium es extremadamente sensible a la acción bactericida de la bencilpeni­cilina
Farmacocinética: La benzatina bencilpenicilina tiene una solubilidad extremadamente baja y por tanto es liberada lentamente de los sitios de la inyección intra­muscular. El fármaco es hidrolizado a bencilpenici­lina. Esta combinación de hidrólisis y absorción lenta resulta en concentraciones en el suero sanguíneo mucho más bajas pero mucho más prolongadas que las otras penicilinas parenterales.
La administración intramuscular de 300 000 unidades de benzatina bencilpenicilina en adultos produce concentraciones sanguíneas de 0.3 a 0.05 U/ml que se mantienen durante 4 ó 5 días. Después de la administración de 600 000 unidades se producen concentraciones semejantes pero pueden persistir durante 10 días y durante 14 días después de la administración de 1 200 000 unidades. Cuatro semanas después de la administración de 1 200 000 unidades todavía pueden detectarse concentraciones sanguíneas de 0.003 U/ml.
Aproximadamente el 60% de la bencilpenicilina se fija a las proteínas séricas. El fármaco se distribuye en todos los tejidos del cuerpo en cantidades muy variables. Las con­centraciones más altas se encuentran en los riñones con cantidades menores en el hígado la piel y los intestinos. La bencilpenicilina penetra en menor grado en todos los demás tejidos y en el líquido cefalorraquídeo. En presencia de función renal normal el fármaco es eliminado rápidamente por excreción tubular. En neonatos lactantes pequeños e individuos con deterioro de la función renal la excreción se retarda considerablemente.

CONTRAINDICACIONES:
Los antecedentes de una reacción previa de hipersensibilidad a cualquiera de las penicilinas constituyen una contraindicación.

PRECAUCIONES GENERALES:
La penicilina debe emplearse con precaución en individuos con historia de alergias significativas y/o asma.
No debe administrarse por vía intravenosa o intraarterial o en o cerca de trayecto nervioso ya que dicha inyección puede producir daño neurovascular (véase Advertencias y Dosis y vía de administración).
El uso prolongado de antibióticos puede promover un crecimiento excesivo de microorganismos no susceptibles incluyendo hongos. Si se llega a presentar una superinfección deberán de tomarse las medidas apropiadas para su tratamiento.
En las infecciones por estreptococos el tratamiento debe ser suficiente para erradicar el microorganismo de lo contrario podrían presentarse las secuelas de la enfermedad estreptocócica. Para determinar si los estreptococos han sido erradicados deberán tomarse cultivos después de haber completado el tratamiento.

Advertencias:
Anafilaxia: Se han reportado reacciones de hipersensibilidad (anafilactoides) graves y ocasionalmente mortales en pacientes bajo tratamiento con penicilina. Es más probable que estas reacciones se presenten en individuos con historia de hipersensibilidad a la penicilina y/o con antecedente de sensibilidad a múltiples alergenos.
Existen reportes de individuos con antecedentes de reacciones de hipersensibilidad a la penicilina que han experimentado reacciones graves de hipersensibilidad cuando son tratados con una cefalosporina. Antes de iniciar el tratamiento con una penicilina se debe hacer una investigación cuidadosa acerca de las reacciones de hipersensibilidad previas a penicilinas cefalosporinas y otros alergenos. Si se presenta una reacción alérgica al fármaco debe ser descontinuado y los pacientes deben ser tratados con terapia apropiada.
Las reacciones anafilácticas serias requieren de tratamiento inmediato de urgencia administrado según esté indicado epinefrina oxígeno esteroides intravenosos y manejo de la vía áerea incluyendo intubación.
Colitis seudomembranosa: La colitis seudomembranosa se ha reportado con el uso de todos los agentes antibacterianos incluyendo la penicilina y pueden variar en severidad desde la forma leve hasta una presentación que ponga en peligro la vida. Por lo tanto es importante considerar este diagnóstico en pacientes que presenten diarrea posterior a la administración de cualquier agente antibacteriano.
El tratamiento con agentes antibacterianos altera la flora del colón y puede permitir el sobrecrecimiento de clostridia. Existen estudios que indican que una toxina producida por Clostridium difficile es la causa primaria de la colitis asociada a antibiótico.
Una vez que se ha establecido el diagnóstico de colitis seudomembranosa se debe iniciar el manejo terapéutico apropiado. Los casos leves de colitis seudomembranosa usualmente responden a la descontinuación de la administración del medicamento. Los casos moderados a severos deberán manejarse a base de reposición de líquidos y electrólitos suplementos de proteínas y recibir un tratamiento con fármacos antibacterianos clínicamente efectivos contra colitis por C. difficile.
No inyectar cerca o en una arteria o nervio ya que esto puede resultar en un daño neurológico permanente.
La administración intravascular inadvertida incluyendo la inyección intraarterial directa inadvertida o la inyección inmediatamente adyacente a las arterias de BENZETACIL® y otras preparaciones de penicilina ha pro­ducido lesión neurovascular seria incluso mielitis transversa con parálisis permanente gangrena que requiere amputación de dedos y de las porciones más próximas de las extre­midades así como la necrosis y esfacelación en el sitio de inyección y alrededor del mismo. Estos efectos graves han sido reportados consecutivamente a inyecciones en el glúteo muslo y área deltoidea.
Otras compilaciones serias de la presunta administración intravascular que han sido reportadas son: Palidez inmediata moteado o cianosis de la extremidad tanto distal como proximal a sitio de inyección seguido por formación de flictenas edema severo que requiere fasciotomía del comportamiento anterior y/o posterior de la extremidad inferior. Los efectos graves y las complicaciones mencionados antes se han presentado más frecuentemente en lactantes y niños pequeños. Si se observa cualquier evidencia de compromiso del suministro sanguíneo en el sitio de la inyección o en un área proximal o distal del mismo está indicada la consulta inmediata con un especialista apropiado. (véase Precauciones generales y Dosis y vía de administración).
Se ha reportado fibrosis y atrofia de cuádriceps crural después de inyecciones intramusculares repetidas de preparaciones de penicilina en la región anterolateral del muslo.
No se debe inyectar por vía intravenosa o mezclar con otras soluciones. Existen reportes de administración inadvertida intravenosa de benzatina bencilpenicilina que se ha asociado con paro cardiorrespiratorio y muerte.

PRECAUCIONES O RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LACTANCIA:
Uso durante el embarazo: Los estudios de reproducción que se realizaron en ratas ratones y conejos no revelaron evidencia de alteraciones de la fertilidad ni daño al feto debido al uso de bencilpenicilina. La experiencia con el uso de penicilinas durante el embarazo hasta el momento no ha demostrado evidencia positiva de eventos adversos en los fetos. Ya que los estudios de reproducción en animales no siempre predicen la respuesta en humanos. Este fármaco deberá usarse durante el embarazo solamente que exista una indicación precisa.
Uso durante lactancia: La bencilpenicilina soluble es excretada en la leche materna. Los efectos sobre el lactante si acaso los hay se desconocen. Se debe proceder con precaución al administrar BENZETACIL® a una mujer que está amamantando.

REACCIONES ADVERSAS:
Como con otras penicilinas se pueden presentar reacciones adversas de fenómenos de sensibilidad particularmente en individuos que han demostrado hipersensibilidad a penicilina o en aquellos con historia de alergia asma fiebre del heno o urticaria.
Igual que con otros tratamientos para sífilis se ha reportado la reacción de Jarisch-Herxheimer. Ésta se puede presentar en 70-90% de los pacientes con sífilis secundarias tratados con penicilina.
Las siguientes reacciones adversas se han reportado con el uso de bencilpenicilina.
Generales: Reacciones de hipersensibilidad que incluyen erupciones cutáneas (que van desde erupciones maculopapulares hasta dermatitis exfoliativa) urticaria edema laríngeo fiebre eosinofilia; reacciones de tipo enfermedad del suero (que incluyen calofríos fiebre edema artralgia y postración) y anafilaxia incluyendo la muerte. La urticaria exantemas cutáneos y reacciones de tipo enfermedad del suero se pueden controlar con tratamiento antihistamínico y en caso de ser necesario corticosteroides sistémicos. Cuando ocurran estas reacciones la bencilpenicilina deberá descontinuarse a menos que en la opinión del médico la enfermedad que está siendo tratada amenace la vida del paciente y solamente sea tratable con bencilpenicilina.
Las reacciones severas de anafilaxia requieren de tratamiento inmediato de urgencia a base de epinefrina. En caso de estar indicado se deberá usar oxígeno esteroides intravenosos y manejo de la vía aérea incluyendo intubación.
Gastrointestinales: Colitis seudomembranosa. La instalación de síntomas de colitis seudomembranosa pueden ocurrir durante o después del tratamiento antibacteriano (véase Advertencias).
Hematológicas: Anemia hemolítica leucopenia y trombocitopenia.
Neurológicas: Neuropatía.
Urogenitales: Nefropatía.
Las siguientes reacciones adversas han sido asociadas temporalmente con la administración parenteral de la benzatina bencilpenicilina.
Generales: Reacciones de hipersensibilidad que incluyen vasculitis alérgica prurito fatiga astenia y dolor; exacerbación de la enfermedad existente cefalea.
Cardiovasculares: Paro cardiaco hipotensión taquicardia palpitaciones hipertensión pulmonar embolia pulmonar vasodilatación reacciones vasovagales accidente cerebrovascular síncope.
Gastrointestinales: Nausea vómito sangre en heces necrosis intestinal.
Hemático y linfático: Linfadenopatía.
Sitio de inyección: Las reacciones incluyen dolor inflamación nódulo absceso necrosis edema hemorragia celulitis hipersensibilidad atrofia equimosis y úlcera cutánea.
Las reacciones neurovasculares incluyen sensación de calor vasospasmo palidez piel moteada gangrena adormecimiento de la extremidad cianaosis de la extremidad y daño neurovascular.
Metabólico: Elevación del nitrógeno de urea creatinina y TGO.
Musculosquelético: Alteraciones articulares periostitis exacerbación de artritis mioglobinuria rabdomiólisis.
Sistema Nervioso: Nerviosismo temblor mareo somnolencia confusión ansiedad euforia mielitis transversa convulsiones coma.
Se ha reportado un síndrome manifestado por una variedad de síntomas del SNC como agitación severa con confusión alucinaciones visuales y auditivas y sensación de muerte inminente (síndrome de Hoigine) después de la administración de la bencilpenicilina pro­caínica y menos comúnmente después de la inyección de la combinación de benzatina bencilpenicilina y bencilpe­nicilina procaínica. Pueden ocurrir otros síntomas asociadas con este síndrome como psicosis convulsiones mareo tinnitus cianosis palpitaciones taquicardia y/o alteraciones del gusto.
Respiratorio: Hipoxia apnea y disnea.
Piel: Diaforesis.
Órganos de los sentidos: Visión borrosa y ceguera.
Urogenital: Vejiga neurogénica hematuria proteinuria insuficiencia renal impotencia priapismo.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:
La tetraciclina un antibiótico bacteriostático puede antagonizar el efecto bactericida de la penicilina por lo que debe evitarse el uso concomitante de este fármaco.
La administración conjunta de penicilina con probenecid incrementa y prolonga los niveles séricos de penicilina mediante la disminución de volumen aparente de distribución y disminuyendo la tasa de excreción mediante la inhibición competitiva de la secreción tubular de penicilina.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS MUTAGÉNESIS TERATO­GÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:
No se han hecho estudios en animales a largo plazo con este fármaco.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:
El polvo debe ser reconstituido de acuerdo con el instructivo. La suspensión debe ser administrada antes de 24 horas después de su reconstitución agitando enérgicamente el frasco ámpula antes de aspirar la dosis. Deséchese cualquier porción no utilizada.
Adminístrese por inyección intramuscular profunda en el cuadrante superior externo del glúteo utilizando aguja Núm. 18 a 20 de 1 ½ pulgadas de longitud. Se debe proceder con cuidado para evitar la administración intravenosa o intraarterial o la inyección en o cerca de los nervios periféricos o vasos sanguíneos importantes pues puede producir lesión neurovascular. No debe mezclarse con otras soluciones intravenosas. En neonatos lactantes y niños pequeños podría ser preferible aplicar la inyección en la región mediolateral del muslo cuando se repitan las dosis se debe variar el sitio de inyección.
Antes de inyectar la dosis se debe aspirar para asegurar que el bisel de la aguja no esté dentro del vaso sanguíneo. Si se ha penetrado un vaso sanguíneo puede no presentarse sangre ni el color típico ésta sólo una mezcla de sangre con BENZETACIL®. La aparición de cualquier alteración de color es razón suficiente para retirar la aguja desechar la jeringa e inyectar en otro sitio utilizando una jeringa nueva. Si no aparece sangre ni alteración de color inyéctese lentamente el volumen del fármaco. Interrumpir la aplicación de la dosis si el paciente se queja de dolor inmediato intenso en el sitio de inyección o si especialmente en neonatos lactantes y niños pequeños se presentan síntomas o signos que sugieran la presencia de dolor intenso.
Debido a la alta concentración de material suspendido en este producto si la inyección no se aplica a una velocidad lenta y constante la aguja puede obstruirse.
Los fármacos de uso parenteral deben inspeccionarse visualmente en busca de material o decoloración antes de la administración siempre que la solución y el contenedor lo permitan.
Dosis: Infección estreptocócica (grupo A) de vías aéreas superiores (por ejemplo faringitis).
Adultos: Una sola inyección de 1´200 000 unidades.
Lactantes y niños con peso menor de 27 kg: 300 000 unidades.
Niños de mayor edad: Una sola inyección de 900 000 unidades.
Sífilis primaria secundaria y latente: 2.4 millones de unidades (1 dosis).
Sífilis tardía (terciaria y neurosífilis): 2.4 millones de unidades a intervalos de 7 días en total 3 dosis.
Congénita niños menores de 2 años de edad: 50 000 unidades/kg de peso corporal.
Niños de 2-12 años de edad: Ajustar la dosis con base en el esquema posológico para adultos.
Pian (Leishmania braziliensis) frambesia (Tre­po­nema terpenue) y mal de pinto: Una inyección de 1.2 millones de unidades.
Profilaxis para fiebre reumática y glomerulonefritis.
Después del cuadro agudo se recomienda la administración intramuscular de benzatina bencilpenicilina a los niños y adultos en una dosis de 1.2 millones de unidades una vez por mes o 600 000 unidades cada 2 semanas.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBRE­DO­SIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL:
La penicilina en una sobredosis tiene el potencial de causar hiperirritabilidad neuromuscular o crisis convulsivas.

PRESENTACIÓN:
Caja con frasco ámpula conteniendo 1’200 000 unidades de bencilpenicilina.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:
Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:
Agítese antes de usar. Su venta requiere recetamédica. No se deje al alcance de los niños.
Hecho en Austria por:
Sandoz GmbH
Distribuido en México por:
Novartis Farmacéutica S. A. de C. V.
Reg. Núm. 40176 S. S. A. IV
EEAR-04361202967/RM2004

BENZETACIL UNO

Suspensión inyectable
(Benzatina bencilpenicilina)

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:
Cada frasco ámpula contiene:
Benzatina bencilpenicilinaequivalente a.......................... 1’200 000 Ude bencilpenicilina
Cada ampolleta con diluente contiene:
Agua inyectable...................... 3.0 ó 5.0 ml

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:
La benzatina bencilpenicilina intramuscular indicada para el tratamiento de infecciones causadas por microorganismos sensibles a la bencilpenicilina que sean susceptibles a las concentraciones séricas bajas y muy prolongadas comunes de esta presentación farmacéutica. El tratamiento debe ser guiado por los estudios bacteriológicos (inclu­yendo pruebas de sensibilidad) y por la respuesta clínica.
Las siguientes infecciones generalmente responderána la dosis adecuada de benzatina bencilpenicilina intramuscular:
Infecciones leves a moderadas de las vías respiratorias altas (por ejemplo faringitis) por estreptococos sensibles.
Infecciones venéreas como sifilis.
Pian frambesia y mal del pinto.
Afecciones médicas en donde el tratamiento con benzatina bencilpenicilina está indicado como profilaxis: fiebre reumática o corea. La profilaxis con benzatina bencilpenicilina ha demostrado ser eficaz en prevenir la recuerencia de estas enfermedades. También ha sido utilizada como tratamiento profiláctico de seguimiento en la cardiopatía reumática y glomerulonefritis ­aguda.
Microbiología: La bencilpenicilina ejerce acción bactericida contra los microorganismos sensibles a la penicilina durante la etapa de multiplicación activa. Actúa mediante inhibición de la biosíntesis del mucopéptido de la pared celular. No es activa contra bacterias productoras de penicilinasa entre las cuales figuran muchas cepas de estafilococos. Se cuenta con los siguientes datos in vitro sin embargo su significado clínico se desconoce. La bencilpenicilina ejerce una intensa actividad in vitro contra estafilococos (excepto las cepas productoras de penicilinasa) estreptococos (grupos A C G H L y M) y neumococos.
Otros microorganismos sensibles a la bencilpeni­cilina son: Neisseria gonorrhoeae Corynebacterium diphteriae Bacillus anthracis especies de Clostridium Actinomyces bovis. Treponema pallidum es extremadamente sensible a la acción bactericida.
Prueba de sensibilidad: Si se utilizan los discos de sensibilidad con el método de Kirby-Bauer un disco con 20 unidades de penicilina debe dar una zona mayor a 28 mm cuando se pruebe en contra de una cepa bacteriana sensible a penicilina.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:
Farmacología:
Microbiolgía: La bencilpenicilina ejerce acción bactericida contra los microorganismos sensibles a la penicilina durante la etapa de multiplicación activa. Actúa por inhibición de la biosíntesis del mucopéptido de la pared celular. No es activa contra bacterias productoras de penicilinasa entre las cuales figuran muchas cepas de estafilococos. La bencilpenicilina ejerce una intensa activdad in vitro contra estafilococos (excepto las cepas productoras de penicilinasa) estreptococos (grupos A C G H L y M) y neumococos.
Otros microorganismos sensibles a la penicilina G son: Neisseria gonorrhoeae Corynebacterium diphtheriae Bacillus anthracis Clostridium Actinomyces bovis Streptobacillus moniliformis Listeria monocyto­genes y Leptospira. Treponema pallidium es extremadamente sensible a la acción bactericida de la bencilpeni­cilina
Farmacocinética: La benzatina bencilpenicilina tiene una solubilidad extremadamente baja y por tanto es liberada lentamente de los sitios de la inyección intra­muscular. El fármaco es hidrolizado a bencilpenici­lina. Esta combinación de hidrólisis y absorción lenta resulta en concentraciones en el suero sanguíneo mucho más bajas pero mucho más prolongadas que las otras penicilinas parenterales.
La administración intramuscular de 300 000 unidades de benzatina bencilpenicilina en adultos produce concentraciones sanguíneas de 0.3 a 0.05 U/ml que se mantienen durante 4 ó 5 días. Después de la administración de 600 000 unidades se producen concentraciones semejantes pero pueden persistir durante 10 días y durante 14 días después de la administración de 1 200 000 unidades. Cuatro semanas después de la administración de 1 200 000 unidades todavía pueden detectarse concentraciones sanguíneas de 0.003 U/ml.
Aproximadamente el 60% de la bencilpenicilina se fija a las proteínas séricas. El fármaco se distribuye en todos los tejidos del cuerpo en cantidades muy variables. Las con­centraciones más altas se encuentran en los riñones con cantidades menores en el hígado la piel y los intestinos. La bencilpenicilina penetra en menor grado en todos los demás tejidos y en el líquido cefalorraquídeo. En presencia de función renal normal el fármaco es eliminado rápidamente por excreción tubular. En neonatos lactantes pequeños e individuos con deterioro de la función renal la excreción se retarda considerablemente.

CONTRAINDICACIONES:
Los antecedentes de una reacción previa de hipersensibilidad a cualquiera de las penicilinas constituyen una contraindicación.

PRECAUCIONES GENERALES:
La penicilina debe emplearse con precaución en individuos con historia de alergias significativas y/o asma.
No debe administrarse por vía intravenosa o intraarterial o en o cerca de trayecto nervioso ya que dicha inyección puede producir daño neurovascular (véase Advertencias y Dosis y vía de administración).
El uso prolongado de antibióticos puede promover un crecimiento excesivo de microorganismos no susceptibles incluyendo hongos. Si se llega a presentar una superinfección deberán de tomarse las medidas apropiadas para su tratamiento.
En las infecciones por estreptococos el tratamiento debe ser suficiente para erradicar el microorganismo de lo contrario podrían presentarse las secuelas de la enfermedad estreptocócica. Para determinar si los estreptococos han sido erradicados deberán tomarse cultivos después de haber completado el tratamiento.

Advertencias:
Anafilaxia: Se han reportado reacciones de hipersensibilidad (anafilactoides) graves y ocasionalmente mortales en pacientes bajo tratamiento con penicilina. Es más probable que estas reacciones se presenten en individuos con historia de hipersensibilidad a la penicilina y/o con antecedente de sensibilidad a múltiples alergenos.
Existen reportes de individuos con antecedentes de reacciones de hipersensibilidad a la penicilina que han experimentado reacciones graves de hipersensibilidad cuando son tratados con una cefalosporina. Antes de iniciar el tratamiento con una penicilina se debe hacer una investigación cuidadosa acerca de las reacciones de hipersensibilidad previas a penicilinas cefalosporinas y otros alergenos. Si se presenta una reacción alérgica al fármaco debe ser descontinuado y los pacientes deben ser tratados con terapia apropiada.
Las reacciones anafilácticas serias requieren de tratamiento inmediato de urgencia administrado según esté indicado epinefrina oxígeno esteroides intravenosos y manejo de la vía áerea incluyendo intubación.
Colitis seudomembranosa: La colitis seudomembranosa se ha reportado con el uso de todos los agentes antibacterianos incluyendo la penicilina y pueden variar en severidad desde la forma leve hasta una presentación que ponga en peligro la vida. Por lo tanto es importante considerar este diagnóstico en pacientes que presenten diarrea posterior a la administración de cualquier agente antibacteriano.
El tratamiento con agentes antibacterianos altera la flora del colón y puede permitir el sobrecrecimiento de clostridia. Existen estudios que indican que una toxina producida por Clostridium difficile es la causa primaria de la colitis asociada a antibiótico.
Una vez que se ha establecido el diagnóstico de colitis seudomembranosa se debe iniciar el manejo terapéutico apropiado. Los casos leves de colitis seudomembranosa usualmente responden a la descontinuación de la administración del medicamento. Los casos moderados a severos deberán manejarse a base de reposición de líquidos y electrólitos suplementos de proteínas y recibir un tratamiento con fármacos antibacterianos clínicamente efectivos contra colitis por C. difficile.
No inyectar cerca o en una arteria o nervio ya que esto puede resultar en un daño neurológico permanente.
La administración intravascular inadvertida incluyendo la inyección intraarterial directa inadvertida o la inyección inmediatamente adyacente a las arterias de BENZETACIL® y otras preparaciones de penicilina ha pro­ducido lesión neurovascular seria incluso mielitis transversa con parálisis permanente gangrena que requiere amputación de dedos y de las porciones más próximas de las extre­midades así como la necrosis y esfacelación en el sitio de inyección y alrededor del mismo. Estos efectos graves han sido reportados consecutivamente a inyecciones en el glúteo muslo y área deltoidea.
Otras compilaciones serias de la presunta administración intravascular que han sido reportadas son: Palidez inmediata moteado o cianosis de la extremidad tanto distal como proximal a sitio de inyección seguido por formación de flictenas edema severo que requiere fasciotomía del comportamiento anterior y/o posterior de la extremidad inferior. Los efectos graves y las complicaciones mencionados antes se han presentado más frecuentemente en lactantes y niños pequeños. Si se observa cualquier evidencia de compromiso del suministro sanguíneo en el sitio de la inyección o en un área proximal o distal del mismo está indicada la consulta inmediata con un especialista apropiado. (véase Precauciones generales y Dosis y vía de administración).
Se ha reportado fibrosis y atrofia de cuádriceps crural después de inyecciones intramusculares repetidas de preparaciones de penicilina en la región anterolateral del muslo.
No se debe inyectar por vía intravenosa o mezclar con otras soluciones. Existen reportes de administración inadvertida intravenosa de benzatina bencilpenicilina que se ha asociado con paro cardiorrespiratorio y muerte.

PRECAUCIONES O RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LACTANCIA:
Uso durante el embarazo: Los estudios de reproducción que se realizaron en ratas ratones y conejos no revelaron evidencia de alteraciones de la fertilidad ni daño al feto debido al uso de bencilpenicilina. La experiencia con el uso de penicilinas durante el embarazo hasta el momento no ha demostrado evidencia positiva de eventos adversos en los fetos. Ya que los estudios de reproducción en animales no siempre predicen la respuesta en humanos. Este fármaco deberá usarse durante el embarazo solamente que exista una indicación precisa.
Uso durante lactancia: La bencilpenicilina soluble es excretada en la leche materna. Los efectos sobre el lactante si acaso los hay se desconocen. Se debe proceder con precaución al administrar BENZETACIL® a una mujer que está amamantando.

REACCIONES ADVERSAS:
Como con otras penicilinas se pueden presentar reacciones adversas de fenómenos de sensibilidad particularmente en individuos que han demostrado hipersensibilidad a penicilina o en aquellos con historia de alergia asma fiebre del heno o urticaria.
Igual que con otros tratamientos para sífilis se ha reportado la reacción de Jarisch-Herxheimer. Ésta se puede presentar en 70-90% de los pacientes con sífilis secundarias tratados con penicilina.
Las siguientes reacciones adversas se han reportado con el uso de bencilpenicilina.
Generales: Reacciones de hipersensibilidad que incluyen erupciones cutáneas (que van desde erupciones maculopapulares hasta dermatitis exfoliativa) urticaria edema laríngeo fiebre eosinofilia; reacciones de tipo enfermedad del suero (que incluyen calofríos fiebre edema artralgia y postración) y anafilaxia incluyendo la muerte. La urticaria exantemas cutáneos y reacciones de tipo enfermedad del suero se pueden controlar con tratamiento antihistamínico y en caso de ser necesario corticosteroides sistémicos. Cuando ocurran estas reacciones la bencilpenicilina deberá descontinuarse a menos que en la opinión del médico la enfermedad que está siendo tratada amenace la vida del paciente y solamente sea tratable con bencilpenicilina.
Las reacciones severas de anafilaxia requieren de tratamiento inmediato de urgencia a base de epinefrina. En caso de estar indicado se deberá usar oxígeno esteroides intravenosos y manejo de la vía aérea incluyendo intubación.
Gastrointestinales: Colitis seudomembranosa. La instalación de síntomas de colitis seudomembranosa pueden ocurrir durante o después del tratamiento antibacteriano (véase Advertencias).
Hematológicas: Anemia hemolítica leucopenia y trombocitopenia.
Neurológicas: Neuropatía.
Urogenitales: Nefropatía.
Las siguientes reacciones adversas han sido asociadas temporalmente con la administración parenteral de la benzatina bencilpenicilina.
Generales: Reacciones de hipersensibilidad que incluyen vasculitis alérgica prurito fatiga astenia y dolor; exacerbación de la enfermedad existente cefalea.
Cardiovasculares: Paro cardiaco hipotensión taquicardia palpitaciones hipertensión pulmonar embolia pulmonar vasodilatación reacciones vasovagales accidente cerebrovascular síncope.
Gastrointestinales: Nausea vómito sangre en heces necrosis intestinal.
Hemático y linfático: Linfadenopatía.
Sitio de inyección: Las reacciones incluyen dolor inflamación nódulo absceso necrosis edema hemorragia celulitis hipersensibilidad atrofia equimosis y úlcera cutánea.
Las reacciones neurovasculares incluyen sensación de calor vasospasmo palidez piel moteada gangrena adormecimiento de la extremidad cianaosis de la extremidad y daño neurovascular.
Metabólico: Elevación del nitrógeno de urea creatinina y TGO.
Musculosquelético: Alteraciones articulares periostitis exacerbación de artritis mioglobinuria rabdomiólisis.
Sistema Nervioso: Nerviosismo temblor mareo somnolencia confusión ansiedad euforia mielitis transversa convulsiones coma.
Se ha reportado un síndrome manifestado por una variedad de síntomas del SNC como agitación severa con confusión alucinaciones visuales y auditivas y sensación de muerte inminente (síndrome de Hoigine) después de la administración de la bencilpenicilina pro­caínica y menos comúnmente después de la inyección de la combinación de benzatina bencilpenicilina y bencilpe­nicilina procaínica. Pueden ocurrir otros síntomas asociadas con este síndrome como psicosis convulsiones mareo tinnitus cianosis palpitaciones taquicardia y/o alteraciones del gusto.
Respiratorio: Hipoxia apnea y disnea.
Piel: Diaforesis.
Órganos de los sentidos: Visión borrosa y ceguera.
Urogenital: Vejiga neurogénica hematuria proteinuria insuficiencia renal impotencia priapismo.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:
La tetraciclina un antibiótico bacteriostático puede antagonizar el efecto bactericida de la penicilina por lo que debe evitarse el uso concomitante de este fármaco.
La administración conjunta de penicilina con probenecid incrementa y prolonga los niveles séricos de penicilina mediante la disminución de volumen aparente de distribución y disminuyendo la tasa de excreción mediante la inhibición competitiva de la secreción tubular de penicilina.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS MUTAGÉNESIS TERATO­GÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:
No se han hecho estudios en animales a largo plazo con este fármaco.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:
El polvo debe ser reconstituido de acuerdo con el instructivo. La suspensión debe ser administrada antes de 24 horas después de su reconstitución agitando enérgicamente el frasco ámpula antes de aspirar la dosis. Deséchese cualquier porción no utilizada.
Adminístrese por inyección intramuscular profunda en el cuadrante superior externo del glúteo utilizando aguja Núm. 18 a 20 de 1 ½ pulgadas de longitud. Se debe proceder con cuidado para evitar la administración intravenosa o intraarterial o la inyección en o cerca de los nervios periféricos o vasos sanguíneos importantes pues puede producir lesión neurovascular. No debe mezclarse con otras soluciones intravenosas. En neonatos lactantes y niños pequeños podría ser preferible aplicar la inyección en la región mediolateral del muslo cuando se repitan las dosis se debe variar el sitio de inyección.
Antes de inyectar la dosis se debe aspirar para asegurar que el bisel de la aguja no esté dentro del vaso sanguíneo. Si se ha penetrado un vaso sanguíneo puede no presentarse sangre ni el color típico ésta sólo una mezcla de sangre con BENZETACIL®. La aparición de cualquier alteración de color es razón suficiente para retirar la aguja desechar la jeringa e inyectar en otro sitio utilizando una jeringa nueva. Si no aparece sangre ni alteración de color inyéctese lentamente el volumen del fármaco. Interrumpir la aplicación de la dosis si el paciente se queja de dolor inmediato intenso en el sitio de inyección o si especialmente en neonatos lactantes y niños pequeños se presentan síntomas o signos que sugieran la presencia de dolor intenso.
Debido a la alta concentración de material suspendido en este producto si la inyección no se aplica a una velocidad lenta y constante la aguja puede obstruirse.
Los fármacos de uso parenteral deben inspeccionarse visualmente en busca de material o decoloración antes de la administración siempre que la solución y el contenedor lo permitan.
Dosis: Infección estreptocócica (grupo A) de vías aéreas superiores (por ejemplo faringitis).
Adultos: Una sola inyección de 1´200 000 unidades.
Lactantes y niños con peso menor de 27 kg: 300 000 unidades.
Niños de mayor edad: Una sola inyección de 900 000 unidades.
Sífilis primaria secundaria y latente: 2.4 millones de unidades (1 dosis).
Sífilis tardía (terciaria y neurosífilis): 2.4 millones de unidades a intervalos de 7 días en total 3 dosis.
Congénita niños menores de 2 años de edad: 50 000 unidades/kg de peso corporal.
Niños de 2-12 años de edad: Ajustar la dosis con base en el esquema posológico para adultos.
Pian (Leishmania braziliensis) frambesia (Tre­po­nema terpenue) y mal de pinto: Una inyección de 1.2 millones de unidades.
Profilaxis para fiebre reumática y glomerulonefritis.
Después del cuadro agudo se recomienda la administración intramuscular de benzatina bencilpenicilina a los niños y adultos en una dosis de 1.2 millones de unidades una vez por mes o 600 000 unidades cada 2 semanas.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBRE­DO­SIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL:
La penicilina en una sobredosis tiene el potencial de causar hiperirritabilidad neuromuscular o crisis convulsivas.

PRESENTACIÓN:
Caja con frasco ámpula conteniendo 1’200 000 unidades de bencilpenicilina.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:
Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:
Agítese antes de usar. Su venta requiere recetamédica. No se deje al alcance de los niños.
Hecho en Austria por:
Sandoz GmbH
Distribuido en México por:
Novartis Farmacéutica S. A. de C. V.
Reg. Núm. 40176 S. S. A. IV
EEAR-04361202967/RM2004

sábado, abril 29, 2006

Síndrome de Nicolau.

(De Click)


Otro tema de estudio ha sido la influencia del síndrome de Nicolau (embolia cutis medicamentosa o dermatitis
livedoide) (4,6,13). El síndrome de Nicolau se relaciona con un gran número de drogas; corticoesteroides (14.15), penicilínicos (16), vacuna DPT(17), interferón alfa (18), metoclopramida (19), anestésicos locales (20), pirazolados, cianocobalamina, AINE’s (4,14), entre ellos: fenilbutazona (14), ketazona (21) y diclofenaco (4,23) entre otros.
Su etiología exacta no se conoce pero aparentemente un error involuntario en la técnica de aplicación de los inyectables
provoca la inyección intra-arterial directa o para-arterial en sitios donde se ha producido la perforación vascular previa en repetidas ocasiones produciéndose la entrada de la droga por la vía intra-arterial seguido de una coagulación intravascular local comprometiendo seriamente la irrigación de la piel y músculo correspondientes a ese territorio arterial. El cuadro clínico se presenta muy poco tiempo después de recibir la inyección intramuscular con un severo dolor relacionado a una decoloración eritematosa de la piel en el sitio de la punción, seguido de una franca demarcación central con una muy bien delimitada zona de necrosis cutánea y/o muscular con o sin lesión de nervios periféricos. Cuando existe compromiso muscular, muy frecuentemente se complica con la contaminación bacteriana secundaria y la formación de un absceso en el sitio de la inyección. El mecanismo por el cual se produce la infección secundaria y la consecuente formación del absceso puede aplicarse a aquellos casos en que la aplicación de los AINES de forma parenteral ha evolucionado hasta formar una región de fascitis necrotizante.
La inyección de diclofenaco y otros AINES puede causar daño tisular local que a su vez, podría predisponer una superinfección fulminante (1,15,23). En algunas ocasiones este daño tisular puede producir isquemia, edema e inflamación del tejido subcutáneo, reduciendo así la PO 2 lo cual permite a su vez un crecimiento de anaerobios estrictos (bacteroides) al tiempo que estimulan el metabolismo anaerobio de organismos facultativos como la E. coli.
Este metabolismo anaerobio suele producir hidrógeno y nitrógeno, gases relativamente insolubles que se acumulan en los tejidos subcutáneos produciendo gangrena gaseosa que podría diseminar, en donde la región de tejido necrozado puede contaminarse y dar paso a una fascitis necrotizante.
Existen también estudios in vitro que sugieren una depresión de las defensas del huésped ante la administración de estos fármacos. En animales se ha sugerido una inadecuada curación de heridas y un aumento de las infecciones post-operatorias como consecuencia del uso de AINES, los cuales pueden inhibir la función de los leucocitos polimorfonucleares (3). En un estudio se demostró que la ingestión de aspirina puede actuar inhibiendo la expresión de los factores de adherencia al endotelio para los granulocitos, evitando la diapédesis de las células leucocitarias hasta el sitio de la infección para producir la fagocitosis de las bacterias y partículas extrañas, facilitando la infección bacteriana (11). En otro estudio con fenilbutazona se demostró que esta reduce la producción de radicales superóxido por inactivación del shunt de la hexosa monofosfato con lo cual se pierde parte de la función de los granulocitos, que necesitan de los superóxidos para realizar algunas de las funciones que se le atribuyen (10).
Más recientemente, se ha sugerido que los AINES pueden aumentar la producción de citoquinas mediadoras de la inflamación, como el factor de necrosis tumoral alfa, interleucinas (IL 1b, IL6), los cuales están relacionados con la fiebre, shock y falla en los órganos. (25)

CONCLUSIONES DE LA COMBINACIÓN DEXAMETASONA-DICLOFENACO

En vista de que no hay evidencia farmacológica y fisicoquímica de la combinación de estas soluciones inyectables no debe recomendarse su uso. Asimismo, cualquier aplicación de la misma puede considerar riesgos (seguridad desconocida) para el paciente. El uso indiscriminado e inadecuado de ambos fármacos puede contraer consecuencias graves para el paciente.
Ambos fármacos se han relacionado con la fascitis necrotizante; sin embargo, es importante destacar también que el riesgo es potencialmente mayor cuando se administran parenteralmente y aún más si la administración es concomitante. Esto puede responder a factores como: lesión e irritación del tejido en el sitio de aplicación, inmunosupresión que puede facilitar la introducción de las bacterias causantes de la enfermedad.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

Monografías e información adicional (páginas 1-7)

1. Lacy C, Armstrong L, Goldman M, Lance L. Drug Information Handbook International. 2005-2006. 13

a

ed.

Canadá: Lexi-Comp; 2005.

2. Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de España. Base de datos de medicamentos para

farmacia. Versión CD-ROM, junio 2003.

3. American Hospital Formulary Service (AHFS). 2005. Drug Information. Ed by Mc Evoy, G.K. Wisconsin,

USA. American Societyof Health System Pharmacists.

4. Drug Information for the Health Care Professional (USP.DI) Vol. 1. 25

a

ed. Massachusettes: Thomson

Micromedex; 2005.

5. Trissel L. Handbook on Injectable Drugs. 10

a

ed. EEUU: American Society of Hospital Phamacists Inc, Inc.

1998.

6. Goodman, A. et al. Bases Farmacológicas de la Terapeútica. 9ª edición, Edit. McGraw Hill: México, 1996.

7. Trissels. Stability pf compoundend formulations. 2000. 2 edición. American Pharmaceutical Association.

Washington, USA.

8. Casares G. Drogas Parenterales 1999. EDNASSS-CCSS. San José, Costa Rica.

9. Diccionario de Especialidades Farmacéuticas PLM. 2000. 31 Edición. Ediciones PLM, S.A. de C.V.

México Pag: 1143

10. Casares G. Actualización de Drogas Inyectable 2002. EDNASSS-CCSS. San José, Costa Rica.

Fascitis necrotizante (página 8 al final)

1. Manual Merck de Diagnóstico y Tratamiento. 1999. Décima Edición Española: Edición Centenaria.

Harcourt. Madrid, España. Pág: 800-801.

2. Kahn L, Stryrt B. Necrotizing Soft Tissue Infections Reported with Nonsteroidal Antiinflammatory Drugs.

The Annals of Pharmacotherapy. 1997: 31. Pág: 1034-1038. IDIS N° 391499

3. Browne B, Holder P, Rupnick L. Nonsteroidal antiinflammatory drugs and necrotizing fasciitis. Am J

Health Syst Pharm. 1996: 53. Pág: 256-269. IDIS N° 359601

4. Stricker Ch, Kasteren BJ. Diclofenac Induced Isolated Myonecrosis and the Nicolau Syndrome. Annals of

Internal Medecine. 1992: 117 (12). Pág: 1058. IDIS N° 306685.

5. Pillans P, O’Connor N. Tissue Necrosis and Necrotizing Fasciitis after Intramuscular Administration of

Diclofenac. The Annals of Pharmacotherapy. 1995: 29. Pág: 264-266. IDIS N° 344890.

6. Khazan U, Toth M, Mutgi A et al. Diclofenac Sodium and Bruising. Annals of Internal Medecine. 1990:

112 (6). Pág: 472-473. IDIS N° 264468.

7. Corder A. Steroids, non-steroidal antiinflammatory drugs, and serious septic complications of diverticular

disease. British Medical Journal. 1987: 295. Pág: 1238. IDIS N° 235992

8. Brun-Buisson Ch, Saada M, Trunet P et al. Haemoytic streptococcal gangrene and nonsteroidal

antiinflammatory drugs. British Medical Journal. 1985: 290. Pág: 1786. IDIS N° 201915.

9. Hagberg C, Radulescu A Rex J. Necrotizing Fasciitis Due to Group A Streptococcus after an Accidental

Needle-Stick Injury. Massachusetts Medical Society. 1997. IDIS N° 397111.

10. Smith R, Berk S. Necrotizing Fasciitis and Nonsteroidal Antiinflammatory Drugs. Southern Medical

Journal. 1991: 84 (6). Pág: 785-787. IDIS N° 283379.

11. Rimailho A, Riou B, Richard C et al. Fulminant Necrotizing Fasciitis and Nonsteroidal Antiinflammatory

Drugs. The Journal of Infectious Diseases. 1987: 155 (1). Pág: 143-146. IDIS N° 223592.

12. Rowan J, North R. Necrotizing Fasciitis in the Puerperium. Am J Obstet Gynecol. 1995: 173 (1). Pág: 241-

242.

13. Faucher L, Marcoux D. What Syndrome is this? Nicolau Syndrome. Pediatr Dermatol. 1995: 12 (2): 187-

90. Citado In: Rodríguez Núnez. Síndrome de Nicolau. 2000. Cod: 3263.

14. Kunzi, T. et al.

Medizinische Klinik, Kantonsspital Olten, Germany. Circumscribed skin necrosis

following intramuscular injection (embolia cutis medicamentosa). Schweiz Rundsch Med Prax 1995. May

23; 84(21):640-3. Citado In: Rodríguez Núnez. Síndrome de Nicolau. 2000. Cod: 3263.

15. Kohler, L.D. et al. Department of Dermatology, Technical University of Munich, Germany. Embolia Cutis

Medicamentosa. Int. J. Dermatol. 1997. Mar 36 (3):197. Citado In: Rodríguez Núnez. Síndrome de

Nicolau. 2000. Cod: 3263.

16. Saputo, V.; Bruni, G. Divisione Pediatrica, Ospedale San Leopoldo Mandic di Merate, Italia. Nicolau

syndrome caused by penicillin prepartions: review of the literature in search for potencial risk factors.

Pediatr. Med. Chir 1998. Mar. Apr. 20(2):105-23. Citado In: Rodríguez Núnez. Síndrome de Nicolau. 2000.

Cod: 3263.

17. Nagole, E. et al. Livedoid skin necrosis (Nicolau syndrome) due to triple vacciene (DPT) injection (letter).

Br. J. Dermatol. 1997.Dec. 137(6):1030-1. Citado In: Rodríguez Núnez. Síndrome de Nicolau. 2000. Cod:

3263.

18. Rasokat, H. Et al. Univeristats-Hautklinik, Koln. Germany. Aseptic skin necrosis after su bcutaneous

injection of alpha interferon. Dtsch Med Wochenschr. 1989. Mar. 24; 114(12); 458-60. Citado In:

Rodríguez Núnez. Síndrome de Nicolau. 2000. Cod: 3263.

19. Rygnestad. T., Kvam A.M. Department of Anaesthesia, Regional and University Hospital, Trondheim,

Norway. Streptococal myositis and tissue necrosis with intramuscular administration of diclofenac

(Voltaren). Acta Anaesthesiol Scand 1995. Nov. 39(8):1128-30. Citado In: Rodríguez Núnez. Síndrome de

Nicolau. 2000. Cod: 3263.

20. Razinskas, G. Lechner, W. Embolia cutis medicamentosa following intramuscular injection of pyrazolone-

containing preparations. Z. Hautkr 1985. Oct. 15; 60(20): 1639-45. Citado In: Rodríguez Núnez. Síndrome

de Nicolau. 2000. Cod: 3263.

21. Varga, L. Asztalos, L. Debrecini Orvostudomanyi Egytem, I. Sz.Sebeszeti Klinika, Hungary. Nicolau

syndrome after Ketazon injection. Orv. Hetil 1990. May 27; 131(21):1143-6. Citado In: Rodríguez Núnez.

Síndrome de Nicolau. 2000. Cod: 3263.

22. Forsbach Sanchez, G. Eloy Tamez. H. Nicolau syndrome caused by intramuscular administration of

diclofenac. Rev. Invest. Clin. 1999. Jan-Feb. 51(1):71. Citado In: Rodríguez Núnez. Síndrome de Nicolau.

2000. Cod: 3263.

23. Holmstrom, B; Grimsley, E. Necrotizing Fascitis and Toxic Shock-like Sindrome Caused by Group B

Streptococcus. Southern Medical Journal. 2 000. Vol 93, No 11. pp 1096-1098. IDIS 456166

24. Forbes, N; Nigel, A.P. Necrotizing fascitis and non esteroidal anti-inflamatoy drugs: a case series and

review af the literature. New Zeland Medical Journal. 2 001. vol 114. pp 3-6. IDIS 458228.